“Nos gustaba la casa porque aparte de espaciosa y antigua (hoy que las casas antiguas sucumben a la más ventajosa liquidación de sus materiales) guardaba los recuerdos de nuestros bisabuelos, el abuelo paterno, nuestros padres y toda la infancia”. Y así como en el cuento de Cortázar, a nosotros, que nos gustan tanto los libros, se nos metió en la cabeza la idea de desarrollar un espacio donde no sólo puedas descubrir libros, autores, novedades o clásicos, si no también sentarte a tomar un buen café y conversar. Estamos armando una agenda mensual llena de novedades y actividades interesantes para niños, jóvenes y adultos. Te invitamos a visitarnos, pues esta casa tomada es también, desde ahora, tu casa, librería y café. Te esperamos.

Volver arriba